Laura Weinstein

Laura Weinstein

Aunque a si misma se cuestione si es activista o no, prefiriendo reconocerse mejor como una “ciudadana participante que cree en que algún día se puede lograr construir un mundo mejor donde todos y todas podamos llegar a ser sin ningún problema, sin distinción de nada”, Laura es la directora de la Fundación Grupo de Acción y Apoyo a Personas Trans (GAAT).

 

Una mujer trans que confiesa haber sido empujada a involucrarse en la apuesta por la dignidad humana cuando desde sus 13 – 14 años observaba como sus compañeras trans eran golpeadas por la policía y objeto de burla, expuestas además a cualquier tipo de dificultades para “poder acceder a cosas tan mínimas o tan máximas como es la existencia misma, el poder ser”. Esa impotencia misma la motivó a unirse a una lucha humana: “Creo que podemos llegar a alcanzar el ideal de vida que otra persona podría tener, eso es lo que me lleva a pelearme y estar allí”.

 

Una de sus banderas es la reivindicación de los derechos de las niñas y niños trans, motivada también por su propia niñez, “sufrí discriminación por ser un niño afeminado al que todos maltrataban de alguna manera, no sólo física sino también psicológicamente, creo que atravesé una infancia muy difícil y esto de alguna manera marcó mi vida”. Igualmente observar cómo en la vejez algunas personas suelen desistir de sus tránsitos, una situación injusta resultado de la falta de garantías que tiene la tercera edad en el país, se convierte en un motivo más para que esta mujer continúe en pie de lucha.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *