Pablo Bedoya

Pablo Bedoya

Un académico integral y apasionado por la historia, curioso insaciable y conocedor de ideologías de género, padre de Alejandro un niño de 10 años, activista desde casi los mismos años que los de su hijo.

 

Este es Pablo Bedoya, que desde el primer momento que comenzó a estudiar en la Universidad Nacional sintió que no le bastaba destacar académicamente sin tener una experiencia vivencial de aprendizaje en la vida real, en las calles, pues la academia se le hacía incompleta,  y es en ese preciso momento donde comenzó hacer parte de construcciones de diferentes grupos de movilización social en pro de los derechos LGBT.

 

Su primer acercamiento en un grupo de movilización fue en la Universidad de Antioquia en “Diversidad  Sexual” y pasó luego a hacer parte del CAÍ en su alma máter, donde conoció varios activistas referentes hoy en día de los derechos de la población diversa, en la ciudad de Medellín y donde se empapó en la construcción de su labor social.

 

Hijo de dos mujeres campesinas, conservadoras y aferradas  a un condicionamiento social que representaba tener una familia homoparental en aquella época, aunque hoy en día no ha cambiado mucho este parámetro social, Pablo, buscada entendimiento y respuestas de todo lo que él durante casi toda su adolescencia se reprimió, para finalmente comprender que la única forma de la formación de un sujeto en servicio a la comunidad en general es permitir ser al otro dentro de toda su gama de colores.

 


“Yo me movilicé por mi historia de infancia, porque siento mucha expresión de dolor en muchos momentos y queriendo resolver eso, con la idea de que esto no le pase a nadie más Comencé ha emprender mi construcción, concentración de labor y activismo en vivir a plenitud los momentos cruciales de la vida como la infancia y la adolescencia, porque siento que me truncaron caminos, de hecho mi obsesión es la libertad. El día que nuestro proyecto social hipotéticamente se convirtiera hegemónico ese día yo me iría al otro lado a pelear contra él, entonces es esto  lo que me mueve a mi, la libertad, no sólo para mí sino también para los otros”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *